domingo, 30 de julio de 2017

Empel el milagro olvidado

El baño de sangre española que evitó el milagro de EMPEL

La vigilia de la Inmaculada Concepción 


Isla de Bommel, 9 Diciembre del año de nuestro señor 1585. No lo pasaba tan mal desde la vísperas sicilianas.


Don Francisco de Bobadilla



Estoy en el ejército de su católica majestad el segundo Felipe, con la fuerza que manda el conde Carlos de Masfel y dentro de él, en el tercio dirigido por un  militar experimentado el Maestre de Campo
 Don Francisco de Bobadilla, en Flandes.

Carlos de Masfel

Hace unas semanas los tercios llegaron a la orilla del Mossa donde se apostó el grueso de los tercios.

Al Maestre le ordenaron tomar una isla en medio de este río que es, si no el más importante, si el mas famoso de los países Bajos por que lo corta de este a oeste.




Bommelward  tiene dos largos brazos por los que se llega a ella. Así que, cumpliendo las órdenes recibidas, el tercio atacó la isla y la conquistó con facilidad,  y urgentemente mandó tomar y vigilar unos diques de contención de agua de mar que hay en el pueblo del mismo nombre Bommel, pues hablamos que estamos prácticamente en la desembocadura de río.



Isla de Bommel 

Una vez asentada la toma de los diques y la isla, el conde salió hace unos días hacia Harpen con el grueso de las tropas dejando tres de los tercios al mando de Bobadilla. 

El dirigente de los rebeldes de las provincias unidas es el Conde de Holac,  Almirante Filips Van Hohenlohe-Neunstein  que nos tiene mucha tirria a los españoles, viendo que la fuerza quedó sensiblemente disminuida, desguarnecida y mal acantonada ordenó un ataque masivo en todos los frentes, incluyendo a la armada de Holanda y Gelanda con más de 10 navíos de linea  muchos de ellos atestados de hombres. Viendo a los españoles como estaban, el empuje y el ánimo protestante creció de una manera desorbitada,



                      ¡Por fin iban a dar una lección a los tercios!


Sin piedad los Rebeldes atacaron a la guarnición española que protegía los diques y aunque lucharon con valor fueron sobrepasados e inmediatamente abrieron los diques, el agua helada se abalanzó con furia arrasándolo todo.
Casi sin tiempo Bobadilla dio ordén de subir a lo mas alto de la isla.


El Camino Español con los tercios desde Italia a Flandes oleó de A. Ferrer-Dalmau


 La loma o Monte de Empel.

Los barcos empezaron a entrar al río, aquello era una trampa que el conde no vio venir. Casi sin tiempo para preparar la defensa allí en Empel se apostaron con todo lo que tenían. Fueron cañoneados por los primeros buques y fuego arcabucero durante horas consiguiendo llegar algunas barcazas a tomar lo que quedaba de isla.
La llegada de la noche hizo que los que pusieron pie a tierra salieran escaldados,  con una  furia inusitada los españoles los echaron de allí. Holac atónito decidió esperar al grueso de la tropa.
Mientras Bobadilla mandó un bote a pedir refuerzos al conde, al fin y al cabo estaba solo a 25 km.
Tenia que darse prisa, si no quiere ver a lo mejor de los tercios sufrir una derrota incontestable.

Grabado de la batalla de Empel por Frans Hogenberg con los españoles en el centro de la isla
De madrugada trataron de fortificar de alguna manera  el monte para no ser arrasados y poder aguantar hasta la llegada de refuerzos, y estos llegaron el día seis, el Conde se preguntaba como podía ayudar a Bobadilla en lo que quedaba de isla sin unos barcos grandes y artillados.

Se intentó con la  ayuda de algunas barcazas pero no fue posible, estaban rodeados.

A la mañana del día 7 todo parecía visto para sentencia, Holac envió a emisarios ofreciendo una rendición honrosa, pero obtuvo un contundente ¡NO JAMAS! anteponían morir con orgullo en combate a rendirse.

"Ya hablaremos de rendirse después de muertos"

Hambrientos, empapados, casi sin cartuchos, se confesaron, comulgaron e incluso alguno pidió la extrema unción y esperaron la orden de ataque o resistir, ya solo quedaba morir como muere un soldado español llevándose por delante a todo protestante que pudieran.



El Milagro de Empel.

Durante la tarde del día 7 un soldado que cavaba un agujero para levantar una especie de barricada, se topó con algo duro,  quitó el barro con suavidad y descubrió unas tablas y en ella una imagen de la Inmaculada Concepción festividad que se celebraba al día siguiente.
Con ayuda de varios sacaron la tabla y la empezaron a limpiar mientras otro daba parte a sus superiores del hallazgo.


Sacando la tabla del barro oleó de Augusto Ferrer-Dalmau
Se improviso un altar y se dio una misa de campaña que cuando acabó, el Maestre Bobadilla
Alzó su espada y voz en grito con fuerza y con la confianza que le daba su fe, sin miedo y mirando a los ojos a aquellos hombres dijo:

" La Divina providencia está junto a nosotros y nuestra señora nos protegerá, en tus manos Purísima dejamos nuestras almas"

Durante la vigilia se levantó un viento helado del norte que hacia al menos 18 años no se producia.
Las aguas del Mosa empezaron a helarse, hecho que los capitanes dijeron a  Bobadilla este dio orden de estar preparados para el ataque.

Viendo los últimos barcos que se podía helar el río y quedarse atrapados salieron dirección al mar y los primeros barcos se fueron río arriba.

A las primeras luces del alba con una fuerza y furia sin igual atacaron sobre las aguas del río congelado a los buques rezagados y a las tropas de la otra orilla cogiendo por sorpresa al enemigo.

La escabechina fue de tal magnitud que las tropas rebeldes huyendo despavoridas dejando atrás cañones, pólvora, munición, víveres y pertrechos.
Una victoria total, viendo el desastre el almirante Filips desde su barco dijo:


Filips Van Hohenlohe-Neunstein



"Tal parece que dios es español, al obrar para mi, tan grande milagro para derrotarme"



El Milagro de Empel después de la victoria por A. Ferrer-Dalmau
Entre vítores y abrazos ese mismo día la Inmaculada Concepción se convirtió en la patrona de la infantería española llenando de moral a los castigados tercios.
Inmaculada Concepción



Un victoria olvidada, como siempre pasa en España,  olvidamos a nuestros héroes, olvidamos nuestras victorias y olvidamos lo que ocurrió aquí en Empel.

Desde Empel isla de  Bommel, Provincias Unidas
 El Reportero histórico          


  ¿Lo sabíais? a que no.
En la actualidad en aquél monte se erige una ermita donde todos los 8 de diciembre se celebra la festividad de la Inmaculada Concepción.



Capilla de Empel en la actualidad











lunes, 24 de octubre de 2016

Real Madrid: El comienzo del mito

Di Stéfano: El genio

Estoy en Suiza, es  8 de septiembre de 1955


Cartel del Partido

Acaba de terminar el primer partido de lo que se llamará la Copa de Europa de fútbol. El nombre no es oficial pues la Federación Internacional de fútbol Asociado  (F.I.F.A) tiene una competición con ese nombre pero de selecciones nacionales.

El nombre está puesto en francés en la misma copa " Coupe des Clubs Champion Europeéns"

Sólo los campeones de las respectivas ligas europeas podrán participar.

Se ha decidido que los partidos de esta competición comiencen a las 16:45 horas, pues en los estadios no hay luz eléctrica. También tendrán lugar preferiblemente en día festivo para que los aficionados puedan asistir. Hoy, es festivo,  los Ginebrinos celebran la memoria por la muerte de los protestantes en la noche de San Bartolomé.

Primera copa de Europa

El trofeo es una copa de plata inspirada en una ánfora fenicia, pesa 10 kilos y mide 50,5 centímetros de altura.

El Real Madrid llegó muy animado el día seis " Es el primer año de la competición y estamos muy ilusionados" ha comentado Pérez Payá al diario Marca.

Una vez aquí el equipo se ha entrenado a las ordenes de José Villalonga en el campo de entrenamiento del Severtte.

Ayer, toda la plantilla y directiva del equipo, fue a Lausana, a visitar a la Familia de su alteza real el Conde de Barcelona Don Juan de Borbón. Allí se encontraba también su hijo Don Juan Carlos (sucesor a titulo de rey por la ley de sucesión a la jefatura del estado de 1947), que estudia en la academia militar de Zaragoza  y se encuentra de permiso.

El Madrid con Bernabéú y Di Stefano reciben una placa de la familia Real.
 Don Juan y Don Juan Carlos flanquean a
Doña María de las Mercedes

El partido lo ha jugado de blanco en el estadio de Charmilles y  ha sido muy duro para el equipo español. Especialmente dura la primera parte, donde el Servette hizo un catenaccio de libro, dirigido por Mister Rappan entrenador de los suizos, y donde el fútbol ha brillado por su ausencia. Además  el equipo local ha sido mucho mas audaz llegando con peligro a la portería de Alonso.



Muñoz y Gilbert Dutoit se saludan y se intercambian banderines



No ha sido hasta la segunda mitad cuando el Madrid ha hecho los deberes. Se ha puesto 0-2 en el marcador. Los goles de Muñoz y Rial dieron tranquilidad, siendo claro favorito a ganar esta primera copa.

Antes de ellos, en el descanso, bajando a los vestuarios Di Stefano con un cabreo monumental decía:


 ¡¡Será posible que no le hacemos un gol a estos relojeros!!

A los pocos minutos ha entrado en el vestuario su Alteza, Don Juan Carlos, que con toda tranquilidad desconocedor del carácter de Di Stefano, se acerca a él y le dice:

"Hoy no es tu día, Saeta"
Alfredo, que estaba a mil por hora,  alzando la voz y con cara de muy pocos amigos le espeta:


¡Ándate a cagar nene! 


Muñoz se lo ha llevado a las duchas intentando calmarle.

El Madrid de pie: Alonso, Navarro, Oliva, Lesmes,Muñoz y Zárraga Sentados:
Molowny, Pérez Payá, Di Stefano, Rial y Gento



El futuro rey se quedó de piedra y se marchó del brazo de Don Santiago Bernabéu.

Desde Ginebra El Reportero Histórico.*



* Dedicado a todos los merengues de mi familia. ¡¡Y como no!! a mis lectores merengues que son muchos y de todas partes del globo.

Pero lo cortés no quita lo valiente por que... El reportero Histórico es del Atlético de Madrid







sábado, 20 de agosto de 2016